SUEÑO DE INVIERNO



Gritaba desesperado,  en un oscuro zulo, en el que la luz de la luna a penas permitía discernir nada. Pedía auxilio y no había nadie, hasta que en medio de un ataque he vomitado.

Cuando he vuelto a dormir, he notado una luz tímida jugueteando en el ribete de mis párpados y al abrir los ojos a la noche,  a la vez de un golpe una risa grave y terrible y un cuchillo atravesando mi pecho.

Por última vez he despertado y he alarmado a mi pareja que dormía junto a mi cama. Me ha cogido la mano y le he contado la pesadilla. Ha ido a por tabaco y yo me he quedado llorando de dolor. 
Entonces he oido sus pasos al volver y, mis gemidos han enmudecido cuando, una voz grave y terrible a comenzado a escucharse desde el fondo del pasillo. El chirriar de un cuchillo se acercaba y el cuarto empiezó a menguar. Ahora sí, he despertado sobresaltado, en mitad de la noche. 


Entradas populares