DE NUEVO AL ABISMO


E internarse de nuevo en el bosque oscuro
donde no llega ni un rayo de esperanza.
Yo que nací con la esperanza en los labios,
que imaginaba volar alto.
Ahora, regreso al paraíso perdido.
Sin vida, por las calles errante,
naufragando en el asfalto,
lejos de todos los lugares.
Las lágrimas marcarán el sendero
de vuelta hacia ningún sitio.
De nuevo al abismo.

Entradas populares