HACIA LA LUZ

I.
Quiero pensar que
un día, como éste,
cansada ya de buscar
mirando quizás
la pared blanca
de la habitación
o quizás mirando
el cielo azul del mundo,
despertarás entendiendo
que ha llegado la hora
de mirarse en el espejo.


II.

Despertarás,
un día como éste
desnuda como un cristal.
Y, el amor, como luz
que atraviesa el hielo;
disipará todo tu miedo.
Querrás saber
de las cosas que son verdad
de la vida
de todo lo bueno.

Entradas populares